En el pasado jueves colegial del 14 de noviembre

Los dentistas de CODE recibieron en Valladolid formación para el cuidado específico del paciente fumador.

•    Casi quinientos mil castellano-leoneses afirman que fuman, según el Instituto Nacional de Estadística.

El tabaquismo es responsable directo de infinidad de enfermedades y problemas en la boca que provocan el empeoramiento de la salud bucodental de los pacientes que acuden a las clínicas dentales. Por este motivo, en el pasado jueves colegial se celebró la ‘Jornada de abordaje del tabaquismo desde la clínica dental’ en el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la VIII Región que engloba a las provincias de Burgos, Palencia, Valladolid, Soria y Zamora, con la colaboración del Consejo General de Dentistas de España y de la compañía biomédica Pfizer. El objetivo principal de la reunión es proporcionar a los dentistas de la región una mayor información sobre los efectos ocasionados por el consumo de tabaco en la salud bucodental y su tratamiento. Y es que, según la última Encuesta Nacional de Salud, 489.000 personas, el 23% de los castellano-leoneses, afirma que son fumadores diarios, un porcentaje algo menor que la media nacional que se sitúa en 24%.


Los expertos coinciden y señalan que la salud bucodental de los pacientes fumadores es mucho peor que la de los no fumadores. Además, las consecuencias del tabaco siguen siendo desconocidas a día de hoy por gran parte de la población. En este sentido, el doctor Alfredo Aragüés, dentista y representante del Consejo general de dentistas (CGCOE) ante el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT), señala que “los dentistas, como profesionales sanitarios, tenemos conocimiento exhaustivo sobre los problemas asociados al tabaquismo, pero únicamente contamos con nociones básicas sobre su tratamiento”.
El dentista es uno de los profesionales sanitarios que más relación tiene con el tabaco, ya que el humo del cigarro entra en el cuerpo a través de la boca, aumentando la temperatura en esos tejidos e influyendo negativamente en un gran número de patologías bucales, por lo que sus efectos más tempranos se sufren primero en esta zona. “Por esta razón- continúa el especialista- es tan importante celebrar este tipo de formaciones dirigidas a los dentistas para ofrecer al paciente un mejor manejo clínico  de su problema”.


Es importante entender que el tabaquismo no es un hábito, sino una enfermedad, tal y como lo reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que sólo el 3 por ciento de los pacientes que intenta dejar de fumar sin ayuda sigue sin fumar 5 años después. Por ello, recibir ayuda por parte de los profesionales sanitarios es fundamental para el  éxito final en el proceso de cesación.

Enfermedades odontológicas más frecuentes derivadas del tabaco
La halitosis o el mal aliento, la alteración del sentido del gusto, la aparición de manchas en las encías o el retraso en la cicatrización de las heridas son algunas de las consecuencias más conocidas del tabaco en la salud bucodental, pero existen otras. Un ejemplo de ello es la enfermedad periodontal (antiguamente conocida como piorrea), que afecta a un porcentaje muy elevado de la población y es especialmente problemática en los fumadores, o el cáncer de boca, cuya incidencia en fumadores es muy superior.


Por último, el doctor Aragüés alude a “los fracasos de algunos tratamientos quirúrgicos, como por ejemplo los implantes, debido al efecto nocivo del tabaco sobre ellos”. Por todas estas razones y debido a que los efectos del tabaco se pueden producir en un corto espacio de tiempo, el especialista insiste en la importancia de  reducir el intervalo de tiempo entre revisiones en el caso de los pacientes fumadores.

[Volver]
NOTICIAS      Todas
DENTISTAS COLEGIADOS
Buscar por apellidos (sin tildes)

USUARIO RIDO
#usr.rido.es
CONTRASEÑA